Frase del momento:

El que no tiene nada que decir, suele hablar de más.